Las puertas grandes en México, una imitación ridícula y sin autenticidad
- reset +

Diffusé par Adcash

Reloj Taurino







Calendario de Eventos

<< Julio 2018 >> 
 Lu  Ma  Mi  Ju  Vi  Sa  Do 
        1
  2  3  4  5  6  7  8
  9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031     

Sección Multimedia

PANTALLA TAURINA


VIERNESSABADO
15/Jul/201116/Jul/2011

Boletín Inter-Toros

Suscribete a nuestro boletín informativo y enterate de las novedades del Portal.

Nuestros Visitantes

mod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_counter
mod_vvisit_counterHoy:232
mod_vvisit_counterAyer:116

Actualmente en Línea: 19

Búscanos en Facebook

JooTabs

Síguenos en Twitter





Las puertas grandes en México, una imitación ridícula y sin autenticidad

PDFImprimirE-mail

Visto: 1190 veces

Usar puntuación: / 1
MaloBueno 



Desde el primer tercio del siglo XVI con la llegada de los primeros toros bravos y la celebración de los primeros festejos taurinos en la Nueva España, el toreo ha tenido un arraigo muy particular entre los pobladores de estas tierras. Se celebraban festejos taurinos en las provincias y ciudades para conmemorar alguna fecha en especial, principalmente referentes al calendario litúrgico católico, a la fundación de villas y ciudades y en honor de virreyes, gobernadores, obispos, visitadores y otros personajes ilustres de la época. Poco a poco, las corridas de toros fueron teniendo un especial predicamento entre la gente del pueblo, constituyéndose de inmediato como tradicionales y populares.

La sociedad novo hispana en su búsqueda de autenticidad e independencia, y como una consecuencia natural de la cultura floreciente en la época, dieron a las corridas de toros, al igual que al resto de su cultura, una identidad propia, con rasgos y matices propios de estas tierras y sus habitantes. Las fiestas camperas y las corridas de toros, eran parte de la identidad del pueblo, que con los siglos fue tomando un rostro cultural particularmente mexicano. Así, con el nacimiento de la nueva Nación, del que conmemoramos por cierto su bicentenario, también nació la fiesta brava mexicana.

México ha aportado a la tauromaquia mundial, su identidad propia y expresiones taurinas artísticas, que han enriquecido a la cultura taurina global y a la manifestación de la misma. Tenemos así a grandes exponentes del arte, como compositores e interpretes de música taurina, por ejemplo, los pasodobles interpretados con mariachi tienen un sabor y un gusto muy propios, partir plaza bajo las notas del "Cielo Andaluz" es tan mexicano y tan bello, que otra melodía ya para muchos de nosotros no tiene la misma emoción, la arquitectura de nuestras plazas de toros tienen un rostro de identidad muy mexicano. La escultura, la literatura y la pintura taurina mexicana, son manifestaciones de un modo de hacer, ver y sentir el toreo muy especiales. Las aportaciones en tauromaquia han sido riquísimas, no ha habido en el mundo banderilleros como los mexicanos, y nunca se ha toreado de capa tan bien, como se ha toreado en México.

La globalización que vivimos es un hecho, y el toreo no puede ni debe escapar a ella, las distancias se han acortado y nos encontramos inmersos en una transculturalización global y también taurina. Entendiendo que en este proceso de transculturalización taurina, la cultura taurina receptora es la mexicana, cayendo peligrosamente en el riesgo de la aculturalización.

La globalización taurina debe servirnos para tener una visión más amplia de la tauromaquia, enriquecer nuestra cultura taurina, nuestras exigencias, compartir experiencias y conocimientos, tanto los aficionados, como los profesionales del toreo y en todo ámbito involucrado con la fiesta brava, como lo es el periodismo, la medicina veterinaria, la cirugía taurina, la ganadería, etc. y darnos cuenta del lugar que ocupamos en la tauromaquia mundial, para poder así superarnos. No sólo es inevitable, sino indispensable tomar ejemplo de todo lo bueno que podemos recibir de Europa y Sudamérica, y de lo que podemos aportar como mexicanos a la tauromaquia mundial. Podemos tomar ejemplo del profesionalismo de los españoles, de lo cultos y participativos de los franceses, de lo entusiastas de los sudaméricanos, y ellos a su vez de lo apasionados de los mexicanos, entre muchas otras aportaciones que se deben compartir, pero sin perder la identidad.

En este contexto del proceso actual de transculturalización, en México se han venido imitando ciertas costumbres españolas que no tienen sentido, cayendo en la estupidez de imitar sin razonar. Una de las imitaciones más absurdas en las que en México hemos caído, es en las famosas "puertas grandes". Levantar en hombros a alguien en México, era una manifestación espontánea popular, expresando así la admiración por esa persona y sus actos realizados. Podemos ver imágenes de mediados del siglo pasado, como eran levantados a hombros del pueblo, personajes populares como futbolistas, boxeadores, políticos, beisbolistas, y obviamente toreros. No había un reglamento que le otorgara ese derecho a un torero o que se lo negara. Era una espontánea expresión popular.

De entre muchas otras imitaciones propias de la transculturización, la de las "puertas grandes", es la más ridícula y la menos auténtica. Empezando por el hecho de que por la arquitectura propia de las plazas de toros mexicanas, en la mayoría sólo existen la puerta de cuadrillas y la de arrastre, y en muchas plazas, sólo existe una sola puerta. Casi en ninguna plaza, existe una puerta denominada como "grande", que tenga comunicación directa del ruedo a la calle y que solamente se abra para sacar a los toreros en hombros. Entonces, ¿cual puerta grande, si sólo hay una? Es francamente una estupidez, el echo de que un torero que corte dos orejas o más, se gane automáticamente el derecho a salir en hombros dizque por la "puerta grande" y el que cortó sólo una, no tenga el derecho de recibir un reconocimiento popular otrora tan espontáneo.

Qué grotesca es la imagen de los toreros en los hombros de los monosabios o de costaleros pagados y al fondo ver la la plaza vacía con un escaso público de espaldas al ruedo, buscando la salida con total indiferencia al torero que llevan en hombros.

Hay que tener en cuenta que en la mayoría de las plazas en México, empezando por la propia Plaza México, el 80% o más de los trofeos que se conceden por los jueces (presidentes) son inmerecidos y exagerados, esto resta valor de esas "puertas grandes". Qué poco razonamiento muestra la prensa mexicana cuando habla de las "puertas grandes", que si tal o cual torero lleva seis, siete u ocho "puertas grandes", que si otro torero "perdió la puerta grande" y peor, cuando cuestionan que un torero salga en hombros de los aficionados, por el echo de que no cortó dos orejas o más, diciendo que no tiene derecho de hacerlo, como lo hicieron varios el pasado domingo con Hilda Tenorio. Claro que Hilda tenía el derecho de salir a hombros si ésa era la espontánea voluntad popular, y que se lo ganó no sólo por esa tarde, sino por tantos años de sacrificio desde niña torera y como novillera, culminando con el logro tan importante de tomar la alternativa. Demostrando así que tiene unas gónadas más grandes que muchos de los que sólo estamos detrás de un burladero en el callejón o pinchando teclas, empezando por quienes le cuestionaron su salida en hombros.

Dentro de esa globalización debemos conservar nuestras costumbres y esa identidad taurina tan mexicana. Debemos ser más auténticos, tomar ejemplo de los aciertos de los españoles para poder así mejorar nuestra fiesta, involucrarnos en la globalización taurina para ser más competitivos, pero evitando una transculturalización peligrosa, sin imitaciones irracionales que, como había dicho antes, puede llevarnos a la aculturalización taurina y pérdida de nuestra identidad.



Más de este Autor
Más Artículos de este Autor
Noticias > Noticias
Presentamos las fotos de los novillos de la ganadería de Guanamé que se lidiarán el próximo domingo 21 de agosto en lo que será la tercera nov...
Noticias > Noticias
Presentamos las fotos de los novillos de la ganadería de Boquilla del Carmen que se lidiarán el próximo domingo 14 de agosto en lo que será la...
Columnas Recientes
Columnas y Opiniones Recientes
Opinión > Felipe Alvarez
...
Columnas > Sergio Martin del Campo
...
Columnas > Sergio Martin del Campo
...
Columnas > Sergio Martin del Campo
...
Noticias Recientes
Noticias Recientes
Noticias > Noticias
Presentamos las fotos de los novillos de la ganadería de Guanamé que se lidiarán el próximo domingo 21 de agosto en lo que será la tercera nov...
Noticias > Noticias
Presentamos las fotos de los novillos de la ganadería de Boquilla del Carmen que se lidiarán el próximo domingo 14 de agosto en lo que será la...
Columnas Más Leidas
Las Columnas y Opiniones Más Leidas del Portal
Columnas > Genaro Amador
gamador@inter-toros.com Los toros son una fiesta enferma, y su cura es muy sencilla, requieren de: Verdad. Si bien es cierto existe un refrán popula...
Columnas > Arturo Berni Lozano
aberni@inter-toros.comErase una vez en la fiesta taurina, donde tarde a tarde asistíamos a la plaza, para ver derechazos y naturales, vulgares derech...
Opinión > Ramon Estrada
restrada@inter-toros.com Ahora resulta que la mayoría de los taurinos, llámese empresarios, ganaderos, algunos toreros y casi toda la prensa escrit...
 
Comentarios (4)
4 Jueves, 04 de Marzo de 2010 18:39
Javier A.


Otro artículo sin desperdicio, que razón lleva el Dr. Olague...deberíamos pensar en tomar como modelo otras cuestiones de la fiesta española mas allá de las marcadas por la superficialidad como esto de las puertas grandes, chicas, anchas y altas... Habría que imitar el respeto por el público y por el toro... Saludos
3 Jueves, 04 de Marzo de 2010 17:39
Luis Alberto Sánchez


Concuerdo y suscribo lo dicho por Sergio, lo de Hilda no fue espontáneo. Ciertísima la afirmación de lo mal que se ven las "figuras" mexicanas o sus apoderados y mozos de espadas diciéndole al monosabio o al costalero que cargue en volandas al "triunfador" solo para la foto.
2 Jueves, 04 de Marzo de 2010 15:10
Sergio Sánchez


De acuerdo con su escrito Sr. Olague, en lo que discrepo es que Hilda no salio en hombros de la afición, si no de otra "bola" de vividores de la mafia de la plaza México, no fue espontaneo. Autentica locura la que provocó el "Pana" en Guadalajara con una sola oreja y que en realidad "Juan Pueblo" se volcó al ruedo a vitorear a su "dios". Un saludo e interesante su nota.
1 Jueves, 04 de Marzo de 2010 12:41
Arturo Carbajal


Totalmente deacuerdo con usted Sr. Olague que apatia da ver tarde a tarde al mismo muchacho de la melena larga que paso de ser un aficionado chipen y encontrarselo en todas las plazas Mexicanas desde Chihuahua a Guadalajara a pasar a ser el cargador oficial de los toreros a cambio de recibir boletos de gorra por parte de los apoderados.

Agrega tu comentario

Tu nombre:
Tu dirección de correo:
Comentario:
  La palabra para verificación anti SPAM. Letras minúsculas sólamente y sin espacios.
Palabra de seguridad:
POLITICAS

RESPECTO A LOS ESCRITOS: Los escritos y opiniones presentados en este Portal son resposabilidad única de cada autor. No necesariamente reflejan la opinión de www.inter-toros.com

COMENTARIOS: Los comentarios que los visitantes realizan en los escritos son exclusiva responsabilidad de quien los emite. Queda estrictamente prohibido insultar, injuriar o hacer acusaciones que puedan afectar a terceras personas.