Conociendo San Fermín (Pamplona, España)
- reset +

Diffusé par Adcash

Reloj Taurino







Calendario de Eventos

<< Julio 2018 >> 
 Lu  Ma  Mi  Ju  Vi  Sa  Do 
        1
  2  3  4  5  6  7  8
  9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031     

Sección Multimedia

PANTALLA TAURINA


VIERNESSABADO
15/Jul/201116/Jul/2011

Boletín Inter-Toros

Suscribete a nuestro boletín informativo y enterate de las novedades del Portal.

Nuestros Visitantes

mod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_counter
mod_vvisit_counterHoy:156
mod_vvisit_counterAyer:250

Actualmente en Línea: 18

Búscanos en Facebook

JooTabs

Síguenos en Twitter





Conociendo San Fermín (Pamplona, España)

PDFImprimirE-mail

Visto: 1604 veces

Usar puntuación: / 6
MaloBueno 



Corralillos del gas



A finales de junio, las ganaderías traen a Pamplona los toros seleccionados para la feria, que hasta la noche previa al encierro descansan en los corrales habilitados en la Rochapea sobre una antigua fábrica de gas, de ahí su denominación. Consta de seis corrales unidos, y un séptimo más al norte, por lo que la octava y última ganadería que participa en los sanfermines ocupa uno de estos espacios toda vez que tenga lugar el primer encierro y quede libre un corral.

Los corrales del gas fueron recientemente remodelados, a pesar de su perpetua etiqueta de “provisionales”. Su estética se modernizó, perdiendo para algunos su encanto primitivo y original. Además, al ampliarse, el recorrido del encierrillo se redujo en algo más de 100 metros, ya que la “calleja” que antes cruzaban los astados queda ahora enmarcada dentro de los propios corrales.



El encierrillo



Se denomina encierrillo al traslado, la noche previa al encierro (en torno a las 22:00 horas aproximadamente), de los toros y los bueyes desde los corrales del Gas hasta los corrales de Santo Domingo. En sus apenas 300 metros, el recorrido comprende los siguientes tramos: Nuevos corrales del Gas, plazuela del antiguo matadero o de los pastores, calle de Errotazar, puente de Rochapea, cuesta del Molino Viejo y corral del baluarte de Rochapea.

Esta cita del calendario sanferminero reúne varias particularidades. No está permitida la presencia de corredores, y a la manada tan sólo le secundan los pastores. Además, al contrario que en la popular carrera de la mañana, el encierrillo se desarrolla en el más absoluto silencio. Están prohibidos los ruidos, flashes de cámara o cualquier elemento que pueda perturbar al animal y despistarle.

Si bien puede parecer un acto “descafeinado”, el encanto de la noche y su silencio, sólo roto por el sonido de las pezuñas contra el asfalto, los cencerros de los cabestros y las voces de los pastores, así como la oportunidad de ver de cerca de los astados que protagonizarán la siguiene carrera (e intuir quizás su comportamiento), han rodeado al encierrillo de misticismo. Este fugaz aperitivo del encierro, desconocido para la mayoría de foráneos que abrrotan las calles de la capital en fiestas, se ha convertido en una cita importante para muchos aficionados navarros.

Todo aquel que quiera disfrutar del encierrillo debe pedir un pase (gratuito) en la oficina del Área de Cultura del Ayuntamiento, en la calle Descalzos. Se conceden dos pases por persona. Más información en el teléfono 010 (Servicio de información del Ayuntamiento).


Horarios

Aunque no existe una normativa estricta al respecto, se recomienda a todo aquel que quiera participar en los encierros de San Fermín que acceda al recorrido entre las 7:00 y las 7:30 horas. Respetando estos horarios la presencia en el trazado queda garantizada. A partir de ese momento, el cierre de los dos puntos habilitados para la entrada, en la Plaza del Ayuntamiento y en la cuesta de Santo Domingo, así como la enorme cantidad de espectadores agolpados en los vallados, dificultarán el acceso. Asimismo, los participantes deben saber que el recorrido está delimitado por cuatro barreras policiales: Al comienzo de Santo Domingo (entre la hornacina del santo y los corrales), en el tramo de Mercaderes y dos a lo largo de Estafeta; a media altura (bajada de Javier) el primero, y antes del comienzo de Telefónica, el segundo.

Cuando todos los participantes están dentro de recorrido, el aforo se congrega en 1000 metros cuadrados, los que separan la barrera de Santo Domingo de la situada en el tramo de Mercaderes (a la altura de "Casa Unzu"). Fuera del espacio delimitado por estas dos barreras, el trazado queda totalmente vacío.

Aunque los horarios de apertura de las barreras no son fijos (dependerá de la masificación, de lo que "aprieten" los corredores y de las consideraciones puntuales de agentes y responsables de la carrera), a unos aproximados diez minutos del lanzamiento del cohete se abre la barrera de Mercaderes. Se habilita entonces una tercera "pared policial" a mitad de la calle Estafeta (Bajada de Javier). A su vez, esta barrera se disuelve cuando quedan cinco minutos para el inicio de la carrera (insistimos; siempre horarios aproximados y en función del aforo). La última barrera, situada al final de Estafeta y comienzo del tramo de Telefónica, se abre segundos antes del inicio de la carrera.

Especialmente "apurada"es la apertura de la primera de las barreras, la situada en Santo Domino, que no se disueve hasta qe la manada prácticamente se echa encima de los agentes. Se evita así que los mozos puedan bajar a las puertas de los corrales, citar a los astados y provocar que la manada se rompa y alguno de los bureles recorra todo el encierro en solitario.


Cohetes

Como es tradición centenaria (instaurada en 1892), varios cohetes rasgan el cielo de Pamplona y rugen por encima del clamor de la gente y el bullicio que rodea a la carrera. Desde 1927, la costumbre indica que sean cuatro las mechas a encender, labor encomendada a los encargados de colocar el vallado.

El primero de los cohetes elaborados por la pirotecnia valenciana Caballer, puntual e invariable, da inicio al encierro, se lanza a las ocho en punto de la mañana y señala que se ha abierto la puerta del corral.

Un segundo cohete, instantes después (si la manada no se vuelve remolona y perezosa), anunciará a los corredores que los morlacos ya han salido de su guarida y se encuentran en el recorrido.

El tercer y el cuarto cohete están reservados para el final del encierro. El tercero indica que la manada al completo ha entrado a la plaza. El coso se cierra y el recorrido, libre por lo tanto de animales bravos, puede abrirse y volver a la normalidad. Por su parte, la cuarta explosión pone punto y final al encierro y se escucha cuando los seis bureles, acompañados por los mansos, ya están en el corral del coso pamplonés.


El cántico



El cántico de los mozos al santo es un ritual de obligado cumplimiento quese repite desde 1962. En el primer tramo del recorrido (cuesta de Santo Domingo), frente a la hornacina del santo, que se encuentra en una pequeña brecha excavada en la piedra y adornada con un panel que porta los pañuelos de las peñas, los mozos se encomiendan a San Fermín pidiendo su protección durante la carrera.

"A San Fermín pedimos/ por ser nuestro patrón/ nos guíe en el encierro/dándonos su bendición" y cerrada con los gritos de "Viva San Fermín" y "Gora San Fermín".


Cuesta de Santo Domingo



Se trata del primero de los tramos. Con un desnivel del seis por ciento, el más pronunciado del encierro, sus cerca de 280 metros finalizan con la entrada a la plaza del Ayuntamiento. Está considerada una de las zonas más violentas y arriesgadas del encierro, puesto que los toros salen hermanados, con mucha fuerza del corral, y acometen a gran velocidad estos metros iniciales. Por este motivo, la rapidez y la agilidad en las piernas, así como recibir a la manada en carrera, son aspectos que hay que tener en cuenta para no ser arrollado por las reses.


Plaza del Ayuntamiento



Los astados mantienen todavía la fuerza del inicio de carrera, aunque ven frenada su velocidad con el primer giro del trazado. Este tramo, de 100 metros y con un desnivel casi inapreciable (uno por ciento), es uno de los lugares más amplios del recorrido, por lo que los corredores pueden abrirse en abanico y evitar las embestidas de los animales. La presencia del vallado sirve como refugio a los mozos y reduce en gran medida el peligro. Junto con Mercaderes, es el tramo en el que se han registrado menos incidentes.


Mercaderes



Una de las zonas donde más empujan las reses a los corredores, en ligerísima pendiente, encajada entre una doble curva (a izquierda, primero, y a la derecha, y de 90 grados, después) y casi sin defensas. Sin embargo, está considerado como el tramo menos peligroso. La vista de cada uno juega un papel fundamental. En un primer momento, parece que se puede llegar a templar la carrera, pero los toros tienen todavía mucha fuerza y velocidad y resultan muy difíciles de controlar. Pese a ser en línea recta prácticamente en su totalidad, este tramo finaliza en un giro de noventa grados que da entrada a la calle Estafeta. Este ángulo recto, conocido como la curva de Mercaderes, está plagado de peligros, ya que toros y corredores suelen resbalar y caen al suelo. Los astados chocan bruscamente contra el vallado, por lo que la manada acostumbra a dividirse antes de afrontar la calle Estafeta. Para no quedar atrapado, los expertos aconsejan tomar la curva por el ángulo corto.


Calle Estafeta



305 metros en el tramo más emblemático e histórico del encierro. Con una ligera pendiente ascendente del dos por ciento, su estrechez, su largura y el hecho de que la manada se encuentre ya algo más fatigada provocan las carreras de más duración delante de las astas. La masificación y la partición de la manada son los mayores peligros de esta parte del trazado. En él, los corredores deberán tener muy claro cuál es el momento idóneo para buscar su hueco al frente de los astados, siempre y cuando respeten al resto de mozos.


Telefónica



Un doble vallado a ambos lados custodia estos 40 metros descubiertos y bañados por el sol (cuando lo hay). El cansancio de las reses queda patente en esta zona, lo que favorece la partición de la manada y la presencia de toros sueltos. Por ello, corredores experimentados deberán emplearse a fondo para reconducir a los animales hasta el ruedo sin perder de vista a mozos inexpertos que acrecientan el peligro del encierro. La lucha por conseguir un lugar de privilegio delante de los toros es atroz, por lo que la fortaleza física juega un papel relevante.


Callejón



Los que conocen el encierro saben de su peligro, ya que a lo largo de la historia se han producido más de 20 montones. Las caídas de los mozos en este tramo cerrado y descendente, y la falta de vías de escape, solucionada en parte con los huecos inferiores de las paredes, han sido los detonantes de esos montones humanos y escenas realmente angustiosas. La masificación y las ansias de muchos corredores por entrar triunfales a la plaza acompañados de los astados, en ningún caso favorecen la eliminación de estos montones.


Plaza de Toros



Los corredores deben abrirse en abanico y buscar el amparo del burladero a ambos lados de la plaza (de 50 metros de diámetro) nada más pasar el callejón, ponerse a salvo y dejar el hueco libre para la llegada de nuevos mozos. Nunca se debe correr hacia el centro del coso, ya que, además de entorpecer la labor de los cabestros y dobladores, uno puede quedarse desprotegido ante los astados. La carrera finaliza con la entrada de todas las reses en el corral de la plaza.

Y a las 18:30 la corrida.


Corneados de todos los rincones

En los últimos 33 años se han corrido 258 encierros por las calles de Pamplona.

La cita ha sido fiel cada mañana del 7 al 14 de julio, con tres excepciones. En 1978 sólo se corrieron dos encierros debido a los incidentes que obligaron a suspender las fiestas. En 1979, las fiestas se alargaron un día y hubo 9 encierros, mientras que en 1995 se suspendió el encierro de Miura del domingo tras el asesinato de Miguel Ángel Blanco.

258 encierros que han dejado un balance de 223 corneados, casi uno por carrera. Sin embargo, basta echar un vistazo a las cifras de cada encierro para comprobar que no existe uniformidad alguna y que cada encierro tiene detrás su propia historia. Los hay, y muchos, con ningún corneado. Los encierros de 1982 y 1984 concluyeron con sólo 2 heridos por asta de toro, la cifra más baja en todo este periodo.

Por el contrario, los encierros de 2004 los dejaron 16 mozos corneados, todo un récord en la historia reciente sanferminera. Sólo en la carrera del 12 de julio hubo 8 empitonados. Otros dos años, en 1994 y en 2002, las ocho carreras terminaron con 12 heridos por asta.

Cabe reseñar que, entre los mozos extranjeros, los hay de 14 nacionalidades distintas: EE UU, Canadá, México, Puerto Rico, Colombia, Ecuador, Francia, Reino Unido, Noruega, Suecia, Polonia, Sudáfrica, Australia y Nueva Zelanda.


Ganaderias que mas cornadas pegan

Entre las ganaderías, destacan las 38 cornadas en 23 encierros protagonizadas por los toros de Cebada Gago, que han corrido desde 1985, salvo en una ocasión. Le sigue el Marqués de Domecq (con 26 heridos por asta en 23 encierros), Torrestrella (con 23 cornadas en 12 carreras) y Jandilla, con 19 cogidos en 12 encierros. En el lado opuesto se coloca la ganadería de Miura, que ha participado desde 1977 (salvo en 1995) con el balance de sólo 9 heridos por asta de toro.

Fotos de: Francisco Javier Carabias S.




Más de este Autor
Más Artículos de este Autor
Noticias > Noticias
Presentamos las fotos de los novillos de la ganadería de Guanamé que se lidiarán el próximo domingo 21 de agosto en lo que será la tercera nov...
Noticias > Noticias
Presentamos las fotos de los novillos de la ganadería de Boquilla del Carmen que se lidiarán el próximo domingo 14 de agosto en lo que será la...
Columnas Recientes
Columnas y Opiniones Recientes
Columnas > Abelardo Reyes
...
Opinión > Javier Angeles
...
Columnas > Sergio Martin del Campo
...
Columnas > Sergio Martin del Campo
...
Opinión > Ramon Estrada
...
Noticias Recientes
Noticias Recientes
Noticias > Noticias
Presentamos las fotos de los novillos de la ganadería de Guanamé que se lidiarán el próximo domingo 21 de agosto en lo que será la tercera nov...
Noticias > Noticias
Presentamos las fotos de los novillos de la ganadería de Boquilla del Carmen que se lidiarán el próximo domingo 14 de agosto en lo que será la...
Columnas Más Leidas
Las Columnas y Opiniones Más Leidas del Portal
Columnas > Genaro Amador
gamador@inter-toros.com Los toros son una fiesta enferma, y su cura es muy sencilla, requieren de: Verdad. Si bien es cierto existe un refrán popula...
Columnas > Arturo Berni Lozano
aberni@inter-toros.comErase una vez en la fiesta taurina, donde tarde a tarde asistíamos a la plaza, para ver derechazos y naturales, vulgares derech...
Opinión > Ramon Estrada
restrada@inter-toros.com Ahora resulta que la mayoría de los taurinos, llámese empresarios, ganaderos, algunos toreros y casi toda la prensa escrit...
 
Comentarios (1)
1 Sábado, 20 de Febrero de 2010 16:01
miguel


muy bueno el reportaje, ha sido como si hubiera estado allí, bien trabajado y con todos los detalles de la fiesta de San Fermin, gracias por el reportaje, Francisco Javier.

Agrega tu comentario

Tu nombre:
Tu dirección de correo:
Comentario:
  La palabra para verificación anti SPAM. Letras minúsculas sólamente y sin espacios.
Palabra de seguridad:
POLITICAS

RESPECTO A LOS ESCRITOS: Los escritos y opiniones presentados en este Portal son resposabilidad única de cada autor. No necesariamente reflejan la opinión de www.inter-toros.com

COMENTARIOS: Los comentarios que los visitantes realizan en los escritos son exclusiva responsabilidad de quien los emite. Queda estrictamente prohibido insultar, injuriar o hacer acusaciones que puedan afectar a terceras personas.