Las Castas Fundacionales
- reset +

Diffusé par Adcash

Reloj Taurino







Calendario de Eventos

<< Julio 2018 >> 
 Lu  Ma  Mi  Ju  Vi  Sa  Do 
        1
  2  3  4  5  6  7  8
  9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031     

Sección Multimedia

PANTALLA TAURINA


VIERNESSABADO
15/Jul/201116/Jul/2011

Boletín Inter-Toros

Suscribete a nuestro boletín informativo y enterate de las novedades del Portal.

Nuestros Visitantes

mod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_counter
mod_vvisit_counterHoy:233
mod_vvisit_counterAyer:116

Actualmente en Línea: 19

Búscanos en Facebook

JooTabs

Síguenos en Twitter





Las Castas Fundacionales

PDFImprimirE-mail

Visto: 5911 veces

Usar puntuación: / 6
MaloBueno 



CASTAS FUNDACIONALES



El toro de lida no empieza a seleccionarse como raza específica para la produccion de animles destinados a los festejos taurinos hasta las postrimerias del siglo XVII, ni se entiende formalmente constituido hasta mediados de la siguiente centuria. En esa época es cuando surgen una serie de ganaderías principales, de las cuales, con el recorrer de los tiempos van a derivar en los actuales vacunos bravos, en mayor o menor medida.

Estas ganaderías por su relevante importancia han sido consideradas como castas fundacionales y matriz de la cabaña brava existente en nuestros tiempos, aunque algunas de ellas apenas queden pequeños vestigios, mientras otras han logrado imponer su presencia y son absolutamente mayoritarias.

Las principales castas fundacionales son las siguientes:


La Casta Navarra



Todos los indicios parecen apuntar que los toros incluidos en esta casta, procedían de toros traidos por los celtas a España y que se reprodujeron en nuestro país en grandes manadas, ad quiriendo las características de bravura que justifican su inclusión en tre los troncos originles de las actuales granderías.

En el año 1670 aparece la figura de D. Joaquín Antonio de Beamont Ezcurra y Mesía, marques de Santacara, que con el tiempo se convierte en ganadero de reses bravas, al cuidar y seleccionar la materia prima tan fabulosa que ya tenía, llegando a formar el tronco de donde arrancan las más prestigiosas vacadas navarras.

Esiste constancia de que en 1690 se lidian en Pamplona toros de marques y en 1701 de su capellán, Juan Ecudero Valero, quien transmite la ganadería a Martín de Virto, Vecino de Corella. Por los años mil setecientos y pico pasa a ser propietaria de las reses Isabel de Virto y Luna, que se casa con Antonio Lecumberri. Hereda la vacada anos después, en 1775, su hijjo Antonio. Este vende sus reses en 1774 a Francisco Javier Guendulaín, vecino de Tuleda, a Antonio Lizaso, de Tudela, a Joaquín Zalduendo, de Caparroso y, finalmente a Felipe Perez Laborda, también de Tudela, el último lote. De estas ganaderías ede donde han salido las principales.

De todas las vacadas navarras ninguna llegó a igualar la del banquero don Nazario Carriquiri, cuyos toros alcanzaron tanto cartel como las más renombradas ganaderías castellanas y andaluzas. Esta ganadería procedía de Tadeo Guendulaín y le fué adquirida por Carriquiri en 1850, cediendosela al conde de Espoz y Mina en 1883, de quién ya había sido socio de socio desde 1868. A la muerte del conde sus herderos la enajenan a don Bernabé Cobaleda en 1908. A partir de 1925 se pierde este primitivo encaste.

En la actualidad, existe un número muy reducido de vacas de esta famosa casta quedan en algunas ganadrías por las provincias de Navarra, Rioja y Aragón.

Las capas de los vacunos de casta Navarra son característicanente las coloradas, con toda la variedad de la gana, dándose también castañas y negras.

Son reses de pequeño tamaño y escaso peso (brevilíneas y elipométricas). Con marcado predominio de tercio anterior sobre el posterior, es decir, aleonadas . La cabeza es chata y muy característica co los ojos saltones y la mirada viva. Estan provistas de astas acarameladas, veletas y de escasa longitud.

Durante la lidia hacen gala de una acusada agresividad y desarrollan muchas dificultades, pese a su pequeño tamaño, poniendo en muchos aprietos a los lidiadores. Estas circunstancias han motivado su actual regresión, de modo que su presencia se limita a un número de vacadas de la Asociación Nacional de Ganaderías de Lidia, en la zona navarro-aragonesa, donde subsisten con mayor o menor grado de pureza.



La Casta Cabrera



Se ignora dónde llegó a formarse y de dónde provenían estos animales, aunque existen creencias que de los campos de Tarifa, donde se criaban grandes rebaños de reses de gran corpulencia y pelo colorao ojo de perdiz en su mayoría.

El fundador de la vacada fue de don Luis Antonio Cabrera en Utrera (Sevilla) por los paños mil setecientos treinta y tantos, y es muy posible que sus reses procedieran de alguna de las ganaderías o para mejor decir, piaras de ganado que poseían las Comuninades religiosas que nacieron con los diezmos, cuyo origen, como hemos dicho anteriormente, es desconocido.

Heredó al Sr. Cabrera su hija Bárbara en 1768, casada con su primo segundo, D. Jose Rafael Cabrera Angulo, y bajo su dirección fue cuando la ganadería alcanzó gran renombre. Falleció don Jose Rafael en 1823, pasando la famosa vacada a su tercera esposa. Dª. María Soledad Nuñez de Prado y Ayllón de Lara, a quien heredó su hermana Dª. Jerónima en 1835.

Vendió Dª. Jerónima en 1852 la ganadería en dos lotes, uno a D. Ramón Romero Balmesada y el otro a D. Juan Miura, que el año anterior había adquirido un importante número de vacas y machos a Dª. Jerónima.

Donde se conserva con mas pureza esta casta "cabrereña" es en la actual ganadería de Miura, y aunque se han efectuado varios cruces, es de suponer no habrán sido a la totalidad de las vacas, sino más bien a lotes aislados de hembras. Los cruces anterior mente mencionados se realizaron en 1854 cn dos toros de D. José Arias de Saavedra (Casta Vistahermosa) en 1879 con un toro del duque de Veragua (Casta Vazqueña) y en ese mismo año otro de D. Manuel del Val (Casta Navarra), procedente del ganadero tudelano Perez Laborda y, en 1918, otro semental de la Sra. Marquesa Vda. de Tamarón (Vistahermosa).

Las capas de los toros de Miura son variadas, dándose negros, colorados, castaños, cardenos y con menor frecuenecia, salineros y sardos, habiendo desaparacido las pintas jaboneras y berrendas en negro y colorao que lucian los antiguos Cabreras. Los accidentales que acompañan a estos pelajes son también variados, destacando el salpicado, el girón, y el chorreado, como más característicos.

Los Miuras son el prototipo del animal longilíneo, dentro de la raza de lidia. Altos de agujas, muy largos, de gran tamaño y corpulencia, con el tipo galgueño y el cuello muy largo, poco enmorillado.

La cabeza es alargada, con ojos grandes y de mirada viva, y las astas muy desarolladas, gruesas en su base y que se insertan por detrás de la línea del frontal.

En cuanto a su comportamiento durante la lidia, los toros de Miura han cambiado considerablemente con respecto a los antiguos Cabreras, que hoy parecerían ilidiables, habiendo mejorado su bravura y calidad, aunque siguen siendo frecuentes los ejemplares que desarrollan sentido y dificultades, dando mayor emoción a su lidia.


La Casta Gallardo



Se forma esta casta mediado el siglo XVIII al cruzar vacas andaluzas con toros navarros. El sacerdote de Rota D. Marcelino Bernaldo de Quirós fue su fundador. Luego pasó la ganadería a los hermanos Gallardo del Puerto de Santa María llegando a ser muy famosa por el importante juego que siempre dieron sus toros.

Actualmente, ya no quedan ejemplares puros, subsistiento los últimos en la ganadería de Pablo Romero, aunque no en pureza sino cruzados con otras lineas Jijonas y Vazqueñas, que han contribuido a definir un vacuno de gran belleza corporal y con el tipo muy definido.

Los toros de Pablo Romero son habitualmente de capas cárdenas y negras, habiendo desaparecido los ejemplares berrendos que antiguamente se daban en esta divisa sevillana.Los accidentales más característicos son el bragado, meano y el gargantillo.

Se trata de reses de excelente trapío, anchas de pechos y de grupa, con las extremidades cortas y una excelente conformación cárnica, siendo los únicos vacunos de lidia que pueden calificarse como hipermétricos.

Su cabeza es característica muy chata y pequeña, desproporcionada con respecto al volumen corporal de los ejemplares y provista de pelos largos y rizados (carifoscos). El cuello es corto y muy enmorrillado, el tronco cilíndrico y las extremidades cortas.


La Casta Jijona



Esta casta fue muy famosa hasta mediados del siglo pasado,en que empezó a declinar y perder al favor del público, al hacer su aparición nuevas ganaderías formadas con otras castas que acapararon la atención de los aficionados, dándole preferencia a ésta en sus propietarios empezaron a cruzar con reses de casta diferente, que dando de ella sólo un número tan limitado de ganaderías que sobran dedos de una mano para contarlas (y éstas cruzadisimas), en las que de tarde en tarde se produce un "salto atrás" y nace una res con algunos de los rasgos característicos y pelo de los jijones.

Dicen que los historiadores que en La Mancha, y más concretamente por los valles y agrestes cerros de los llamados Montes de Toledo, pastaban manadas de ganado vacuno en estado salvaje y que en los primeros años del siglo XVII, don Juan Sánchez Jijón Salcedo trasladó piaras de reses a Villarubia de los Ojos, de donde era vecino, y que mediante una esmerada selección consiguió hacer una ganadería brava, la que llegó a gozar de gran renombre.

Estos toros Jijones , cuando adquieren su máximo esplendor fue en los tiempos de Miguel y José Jijón.

Los Toros jijones presentaban una capa colorada encendida característica, llamada tambien jijona, como homenaje a los a los creadores de la citada casta. Además de este pelaje, aparecian todos los de la gama colorada, desde el melocotón hasta el retinto, y tambien se daban reses castañas, siendo mas escasas la de pinta negra.

Anatómicamente eran reses de gran tamaño, bastas de lámina con huesos desarrollados y fuertes, y encornaduras desarrolladas. Durante la lidia eran propensas a acusar mucho sentido y grandes dificultades para los toreros, refugiandose frecuentemente en tablas para defenderse.

En la actualidad no quedan ejemplares puros, procedentes de la casta jijona, que puede considerarse extinguida. El último gandero que mantuvo reses de este origen fue Manuel Garcia Aleas, de Colmenar Viejo, aunque efectuó un cruce absorbente con reses de Santa Coloma durante más de 50 años, por lo que su ganadería puede consederarse como pura de esta última procerencia, por absorción.


La Casta Vazqueña



Fue fundador de esta casta D. Gregorio Vázquez, vecino de Utrera (Sevilla), con reses desconocida procedencia. Años después se agregaron reses de Cabrera, que le proporcionó tamaño y peso, y la de Juan Becker, formada con vacas de Cabrera y sementales de Raso Portillo, que no se distinguía precisamente por su nobleza, sino por su sentido.

A su fallecimineto, ocurrido en 1780, se hizo cargo de la vacada su hijo Vicente José, el cual vio que su ganadría carecía de las principales cualidades que debe tener el toro de lidia: bravura y nobleza.

Por aquellos años tiempos había otra gnadería de reciente fundación que reunía todas las condiciones que le faltaban a la suya, pero aquí tropezó con el gran inconveniente de que a quien pertenecían estas excelentes reses era el conde de Vistahermosa, el cual no quiso venderle ninguna, no cediendo en su postura ni ante ruegos amistades, ni aún al fabuloso dinero que se ofreció por cada vaca. Ante esta contrariedad no se desanimó el Sr. Vazquez, y debido a sus grandes recursos, tanto económicos como de otra índole, decidió arrendar los diezmos con que contrubuían ganaderos y agricultores de algunos pueblos de la diócesis de Sevilla , forma de hacerse cn las reses deseadas. Para evitar un posible fraude, al recibir unas reses por otras, tomó toda clase de precauciones, llevando mayorales y expertos entendidos en ganadado bravo al sitio dnde tenían que hacerse los pagos con reses.

De nada sirvió al conde de Vistahermosa su deseo de no entregar nada mas que machos. Tuvo que ceder a la petición del arrendador de los diezmos, entregando también hembras.

Una vez en poder del Sr. Vazquez las añojas y añojos, hubp de esperar a que éstas tuvieran la edad necesaria para efectuar la tienta tanto a machos como a hembras. Contodas estas reses extremó la selección, no dejando nada más que aquellas que fueron superiores.

Al fallecimiento de D. Vicente José Vazquez en 1830, su testamentaría enajenó la vacada en cinco partes: una a D. Antonio Mera, quien ya poseía otro lote que adquirio al Sr. Vazquez en 1826; D. Francisco Talaviel de Andrade; D. José María Benjumea; D. Francisco Zuguiri y la parte más numerosa fue adquirida por D. Fernado Freire, en nombre del Rey Fernando VII, que trasladó la ganadería de Utrera, donde pastaban a Aranjuez.

Se hizo cargo de la ganadería, por mandato real, D Manuel Gaviria, en 1831, y efectuó un cruce de seis sementales de su gandería y cuantro de D. Julián Fuentes, del mismo origen jijón. El duque de Veragua, enemigo de cruces, se puso de acuerdo con Minguez el mayoral, y cuando empezaron a nacer las primeras crías del cruce fueron señaladas todas con otra señal distinta, por lo que al hacerse cargo de la vacada pudo eliminar fácilmente las que no eran puras de la casta Vazqueña, por la diferente señal de oreja.

Falleció Fernando VII en 1833, pasando la ganadería a la Reina Gobernadora, Dª. María Cristina de Borbon que cedió la Real vacada en 1835 a los Duques de Osuna y Veragua, quedando este último como unico propietario en 1849. A la Casa de Veragua se la compró en 1928 Mariano Martén Alonso, que la vende a Juan Pedro Domeq en 1931. Este la renovó en su practica integridad con sucesivos lotes de Vistahermosa.

La gran variedad de sangres utilizadas se refleja en la diversidad de capas que presentan los ejemplares de este origen, apareciendo reses ensabanadas, jaboneras, coloradas, castañas, cardenas, berendas, salineras, sardas, tostadas y también negras, aunque éstas son de claramente minoritarias.

El tipo de los toros vazqueños es bonito, siendo de talla media, anchos, de buen trapío, con las extremidades cortas, bien encornados y abundantes rizos en la cara y en el cuello.

En cuanto a su comportamiento, los ejemplares de esta procedencia tenían fama de ser muy espectaculares en el tercio de varas, aunque a aplomarse al final de la lidia, razon por la cual ha ido disminuyendo paulatinamente su oresencia en las ganaderías españolas.

Actualemente quedan ejemplares vazqueños en las ganaderías de Concha y Sierra y Prieto de la Cal, y en algunas en la Asociación Nacional de Ganaderías de Lidia, amen de aquellas de origen Vega Villar y que procecen de un cruce de vacas vazqueñas, de la antigua ganadería de duque de Veragua, con sementales de Santa Coloma.


La Casta Vistahermosa

Es la casta que mayores y mejores resultados ha dado, de la que proceden en la actualidad la casi totalidad de las ganaderías bravas existentes, con la que se ha llegado a formar estirpes, cosa que no ha sucedido en ninguna otra, como son las las de Saltillo, Murube, Parladé y Santa Coloma que procediendo de la misma rama, son distintas morfológicamente entre sí.

Fue fundada por Don Pedro Luis de Ulloa y Calis, conde de Vistahermosa, quien compró a unos ricos labradoras llamados Rivas, vecinos del pueblo sevillano de Dos Hermanas en el año 1772, el ganado que éstos poseían. No pudo don Pedro ver los resultados, en los que tenía puestas grandes ilusiones, por fallecer en 1776, pero su sucesor, su hijo don Benito de Ulloa y Halcon de Cala, fue en realidad quien, al cabo de algunos años de una esmerada seleccíon consiguió ponerse a la cabeza de todos los ganaderos de la época. Le sucedió su hermano don Pedro Luis, tercer conde de Vistahermosa, en 1800, y éste su hermana Dª. Luisa en 1821, quien al siguiente año vendió esta famosísima ganadería en cinco partes o lotes: uno a Fernando Freire, hijo de Manuel Freire García y de Dolores Zambrano, que al adquirir el lote de Vistahermosa era propietario de otra ganadería de origen vazqueño heredada de su abuelo, Fernado Freire; otra a Joaquín Giráldez; a Antonio Melgarejo Montes de Oca; a Salvador Varea y, por último, a Juan Dominguez Ortiz más conocido por " Barbero de Utrera", a quien heredó su hijo político, José Arias de Saavedra.

Las características más importante de los primitivos toros de Vistahermosa eran la capa negra, claramente mayoritaria, aunque también aparecían ejemplares cárdenos, colorados y castaños. Eran brevilíneos, en comparación con los restantes de su época, y lograron imponerse a los de las restantes gnaderías al ser más propicios para el toreo de muleta, destacandose cada vez más conforme se pasó del concepto de lidia antigua al que hoy tenemos de los festejos taurinos.

La ganadería de Vistahermosa se esciende en varias ramas, de las cuales van a derivar los diferentes encastes de las actuales vacacadas y que deben ser estudiados independientemente, ya que dan lugar a distintos tipos de toros, en cuanto a su morfología y características para su lidia. Son las siguientes:

Murube



Murube - Urquijo

Los ejemplares de esta procedencia tienen una morfología muy característica en la que destacan sus pelajes negros, que aparecen de forma casi exclusiva, siendo muy rara la presencia de otras pintas, que se reducirían a algunos ejemplares castaños, tostados y colorados. Ademas, estas capas negras suelen ser muy uniformes, edecir, no suelen presentarse acompañadas de accidentales, que se reducen exclusivamente al bragado, meano y listón.

Lacabeza de lso toros oriundos de Murube-Urquijo presentan un perfil subconvexo (acarnerado), muy típico, que se corresponden con una cabeza voluminosa, acompañada con encornaduras en coronas generalmente, y dodne son frecuentes ligeras desituaciones que dan lugar a animales bizcos.

El tamaño corporal es grande, en relacción con lamedia de la raza de lidia, y el conjunto basto y poco vistoso, al tratarse de ejemplares de mucho hueso, conla papada muy desarrollada (badanudos).

Entre las ganaderías que crian areses de este origen destacan las de Carmen Lorenzo, Jose Murube, Fermín Bohórquez y Luis Albarrán.

Murube - Ibarra - Santa Coloma

Como ya hemos indicado anteriormente, la mitad de la ganadería de Ibarra pasó a poder del Conde de Santa Coloma, quien efectuó un cruce con reses de Saltillo en un intento de aunar la calidad de la embestida, carcterística de los Ibarra, con la espectacular bravura de los Saltillo.

El resultado de este cruce dio lugar a uno de los toros nas carcterísticos y brillantes que se pueden en encontrar actualmente en las vacadas españolas.

Las reses de Santa Coloma presentan capas caractríticas negras, cárdenas en toda la amplitud de la gama y tostadas, a las que acompañan numerosos acidentales en formas de manchas blancas, como son el bragado, el meano, el girón, el lucero, el calcetero, el reabarbo y el coletero o coliblanco. Además, son frecuentes el liston, el entrepelado, el rabicano y el salpicado, entre otros.

Se trata de ejemplares extremadamentes finos de tipo, de pequeño tamaño, es decir brevilíneos y de bajo peso, debido fundamentalmente a su escasa talla.

El perfil de los Santacolomas es subcóncavo, correspondiendose con una cabeza chata, en la que el hocico resulta prominente por la concavidad del perfil. Algunos animales presentan el hocico aflado (hocico de rata), por influencia de la sangre Saltillo.

Tienen los ojos saltones y la mirada muy viva. Las encornaduras suelen ser pobres y la papada aparece muy poco desarrollada (degollados), contribuyendo a afinar las líneas y la belleza corporal de las reses de este origen.

El tronco es cilíndrico, la grupa redondeada y las extremidades cortas, demostrando durante la lidia un gran viveza e sus embestidas.

Todas ests carcterísticas son comunes par los distintos ejemplares procedentes de Santa Coloma, aunque pueden presentar pequeñas diferencias, dependiendo la mayor o menor influencia del cruce con Saltillo que posean. De esta forma se puede distinguir un línea Ibarreña y una línea Asaltillada.

Los ejemplares "ibarreños" son más fuertes de tipo, estan mejor encornados y predominan en ellos las capas negras. Cuando presentan pelajes cárdenos, éstos suelen ser oscuros. Los "santacolomas ibarreños" atesoran con frecuencia una mayor calidad que los de la línea asaltillada.

Estos últimos tienden a tener menos trapío y encornaduras más pobres, además de una peor conformación. Presentan predominio de capas cárdenas, que además son más claras que en los ibarreños. Su comportamiento durante la lidia suele ser más espectacular e irregular que el de éstos.

Dentro de la línea Ibarreña destacan las ganaderías de Alipio Pérez-Tabernero, Javier Sánchez-Arjona, Dionisio Rodríguez y Auxilio Holgado, mientras que en la línea asaltillada destacxan las vacadas de Hernandez Pla, Martinez Conradi, La Guadamilla y Martínez Elizondo. En las divisas de Joaquín Buendía y Felipe Bartolomé aparecen ejemplares de una y otra línea, aunque predominan los asaltillados.

Contreras

Deriva directamente de Murube, aunque presenta notables diferencias en la tipología de los ejemplares.

En primer lugar, la capa negra deja de ser exclusiva, dándose frecuentemente pelajes colorados, castaños ytostados, a los que acompañan los accidentales más comunes, bragado, meano, listón, y, siendo muy caracteríscos, el salpicado y el lombardo.

El perfil de las reses de Contreras es variable, con presencia de animales subconvexos, junto a otros rectos e incluso subcóncavos.

Su tamaño es también variado, con estirpes que presentan mayor desarrolo corporal, y otras que son claramente brevilíneas.

Como ejemplos de ganaderías derivadas de este origen destacaremos las de los Hermanos Peralta y Campos Peña.

Murube - Ibarra - Parladé

La parte principal de la ganadería de Murube fue adquirida por Eduardo Ibarra, que la mantuvo durante dos décadas en su poder, y que posteriormente la vendió en dos lotes, uno que pasó a Fernando Parladé y otro que fue adquirdido por el conde de Santa Coloma. La gandería de Parladé ha ido evolucionando en varios tipos diferentes, a raiz de su fragmentación, y pasó por distintos propietarios, pese a lo cual mantiene un denomidador común en este aspecto, con ligeras variaciones, que comentaremos a continuación.

Gamero-Civico

Los ejemplares característicos de esta rama presentan capas negras, coloradas y castañas, a las que acompañan con frecuencia los acidentales chorreados, listones, bragados y meanos.

Se trata de toros de tipo muy basto, bajos de agujas , cn un gran desarrollo de la papada (muy badanudos). Su extremidades son cortas y gruesas y además muy aleonados, es decir, tienen un marcado predominio del tercio anterior, que contrasta con la pobreza de la grupa.

Las enconrnaduras aparecen muy desarrolladas habitualmente, y con frecuencia se dan ejemplares vizcos. Son reses que aparentan una buena sensación de trapío, basada fundamentalmente en la amplitud de su tercio anterior, y su buena cornamenta.

Entre las vacadas que derivan de esta rama destacan las de Samuel Flores y Felix Hernandez.

Conde de la Corte - Atanasio Fernandez

Las reses de Atanasio Fernández deriva directamente de la ganadería del Conde de la Corte y presentan un tipo muy similar, con la única salvedad de la variedad de capas , que es mayor en la del Conde, donde se san ejemplares negros, colorados, castaños y cárdenos, apareciendo en algunas ocasiones reses ensabanadas.

En la de Atanasio Fernández, las pintas típicas son negras y tambien se dan cárdenas y coloradas claras, aunque son menor frecuencia. Los accidentales son comunes para unas y otras reses, detacando como más habituales el salpicado, el llorón o zarco, el bragado y el meano. En la gandería del Conde de la Corte son frecuentes los girones y aparecen también algunos ejemplares chorreados.

Los toros de esta rama son habitualmente altos de agujas, bastos de lámina y badanudos, es decir con la papada amplia. Sus ebcirnaduras aparecen muy desarrolladas (cornalones) y, generalmente dirigidas hacia arriba (veletos).

Las ganaderrías más destacadas dentro de este grupo son las de Heredero del Conde de la Corte, Atanasio Fernández y Sepulveda.

Domecq

En esta rama aparecen los ejemplares más bonitos y finos de tipo de cuantos derivan de la línea Parldé. Se trata de ejemplares de talla pequeña (brevilíneos), que son muy bajos de agujas y finos de hueso.

Su cuello es largo y la papada, característica de todos los ejemplares oriundos de Parladé, aparece aquí notablemente reducida, lo que contrubuye a afinar la línea de estas reses.

La cabeza se fina y los ojos muestran una expresión apacible. Las encornaduras aparecen bien dispuestas, pero no son tan exageradas como en el resto de los toros de esta rama.

La piel es fina y las extremidades cortas, con pezuñas pequeñas, situandose el punto más débil de su conformación en la grupa, que es pobre de desarrollo, influyendo en su condición de elipometrícos.

las capas características son negras, coloradas, castañas y tostadas, dándose tambien algunos toros ensabanados, en la ganadería de Osborne, y, menos fercuentemente cárdenos y jaboneros como reminiscensia de las antiguas reses vazqueñas con que se constituyó la vacada y que fueron eliminadas en un cruce por absorción con ejemplares del Conde de la Corte y Mora Figueroa.

Entre los accidentales destacan el salpicado, el listón, el chorreado y el girón, además del bragado, meano , albarado, aldinegro, ojo de perdiz, zarco y gargantillo.

Los toros de Torrestrella creados por Alvaro Domecq. consevan muchas características, pero se diferencian por ser más compactos y hondos. Tienen más caja y la papada más desarrollada, siendo más prominente su tercio anterior. Suelen ser mejor conformados de grupa y aparentan más trapío, aunque también son más bastos.

Entre las ganaderías derivadas de esta línea destacan las de Jandilla, Zalduendo, El Torreón, Los Guateles, Aldeanueva, El Torero, Osborne, MArques de Domecq, Juan Pedro Domecq, Cebada Gago, Cayetano Muñoz y Torrestrella.

Nuñez

En castada fundametalmente en Parladé, la gandería creada por Carlos Núñez tiene, en principio, dos procedencias. Por un lado, Villamarta, que es una mezcla de distintas ramas de de Vistahermosa (Murube, Hidalgo-Barquero, PArladé y Santa Coloma), y por otro, reses de Rincon, con un origen puro de Parladé, y de donde descienden los mejores productos de la divisa.

Lo Núñes son ejemplares brevilíneos y elipométricos, que sonservan la mayor parte de las características típicas de los toros de Parladé, pero con menor tamaño, como si estuviesen hechos a escala.

Son animales cortos, redondeados, bajos de agujas y anchos de pecho. Poseen la papada desarrollada pero sin exageración y sus encornaduras son amplias, predominando los ejemplares acodados de astas.

Dentro de estas características, los ejemplares derivados de la línea Viillamarta suelen ser más largos, galgueños y finos que los procedentes de Rincón.

Las capas características son negras, coloradas, castañas y tostadas y, menos frecuente, cardenas y ensabanadas, pudiendose darse algunos sardos y salineros, que aparecen rara vez. Entre los accidentales es muy característicos el girón y ademas el salpicado, chorreado, listón, entrepelado,bragado, meano, ojo de perdiz, lucero y calcetero, entre otros.

Entre las ganderías derivadas de este origen destacan las de los Herederos de Carlos Núñez, Marcos Núñez, Manolo González, González Sánchez-Dalp, Maria del Carmen Camacho y Gabriel Rojas.

Pedrajas

De todas las ramas derivadas de Parladé es la menos extendida, apareciendo reses de este origén en las ganaderías de Maria Luisa Domínguez Pérez de Vargas, Herederos de Salvador Guardiola Domínguez, Tulio e Isaias Vázquez y Marqués de Albaserrada.

El tipo de las reses es muy similar al de las procedentes de Gamero-Cívico, con ligeras diferencias. Tienen talla media, son bajos de agujas y presentan mayor desarrollo del tercio anterior que del posterior, esdecir aleonados.

La cabeza es mediana y suele presentar en la parte superior una prominencia característica. Las encornaduras son armónicas y el conjunto bonito y de buen trapío.

El cuello es largo y la papada aparece detacada pero no resulta excesiva. El tronco se inclina ligeramente hacia atrás y la grupa aparece poco evidente, siendo las extremidades finas y fuertes.

Sus capas son predominantemente negras y aunque también pueden aparecer alguno ejemplares colorados y castaños, reduciendose los accidentales generalmente al bragdo, meano y listón.

Saltillo



El tipo de los ejemplares oriundo de Saltillo presenta una serie de características muy acusadas, que aparecen tanto en pureza como en cruzamiento con otras líneas.

Se trata de reses que lucen pintas cárdenas y negras, en las que los accidentales más frecuentes son el entrepelado, el bragado, el meano, el salpicado, el rabicano y en menor medida, el gargantillo.

La cabeza tiene perfil recto, con astas muy finas en su base y que alcanzaban gran desarrollo, dirigiendose hacia arriba (corniveletos), hacia arriba y hacia atrás (cornivueltos), y hacia arriba, hacia fuera y hacia atrás (cornipasos). La cara produce sensación de listeza, es alargada y tieneforma triangular, acabando en un hocico afilado, muy fino y estrecho, que se conoce con el nombre de "hocico de rata". los ojos son saltones y la mirada tiene gran viveza, contribuyendo a completar el aspecto de agresividad que lucen estos toros.

El cuello es largo , con morrillo desarrollado y muy poca papada, por lo que se denominan "degollados". El lomo discurre recto, la grupa redondeada, breve e inclinada, siendo las extremidadaes finas y bien aplomadas.

Los Ejemplares mediolíneos, es decir, de tamaño medio, mayores los que proceden de Albaserrada que los saltillos propiamente dichos. Salvando esta circusntancia, son pocas las diferencias entre unos y otros, ya que el cruce de sementales de Saltillo con vacas de Santa Coloma, que da lugar a las reses de Albaserrada, ha incorporado la mayor parte de las características morfológica de la línea paterna.

Los Toros oriundos de Santillo no atraviesan un buen momento en la actualidad. En general, se trata de reses muy dificultosas, propensas a desarrollar mucho sentido y que no se prestan al lucimiento de los espadas, aunque de vez en cuando salen algunos ejemplares muy bravos y que transmiten mucha emoción.

La parte que deriva de Albaserrada cuenta co la ganadería puntera del momento actual, la de Victorino Martín, que ha logrado un tipo de toro muy peculiar, espectacular en el comportamiento durante el tercio de varas, bravo en su conjunto, muy móvil durante toda la lidia y capaz de transmitir mucha emoción, un ejemplar al que no se le puede dudar y que precisa de matadores de mucho oficio y gran seguridad para que sean capaz de sacar a flote las buenas cualidades que atesoran. Su contrapunto viene dado por las difuculdades que ofecen, no perdonando ningun fallo que puedan cometer los diestros.

Entre las ganaderías que proceden de Saltillo en pureza figuran las de Javier Moreno de la Cova, Felix Moreno de la Cova y Joaquin Moreno Silva.

Derivadas de la antigua vacada del marqués de Albaserrada son las de Victorino Martín, Adolfo Martín y José Escolar Gil. Tambien quedan reses de este origen en las ganderías de Sotillo Gutierrez, Marisol y Jesus Trilla y Pablo Martinez Elizondo.

Urcola



Las reses de este origen mantienen su presencia minoritaria en las vacadas actuales. Se trata de ejemplares en los que predominan las capas negras, castañas y coloradas y, dentrode estas últimas, detaca la presencia de pintas melocotonas.

Entre los accidentales más frecuentes figuran el listón, el lombardo, el chorreao, el lavado o desteñido y, ademas el bragado y el meano. El tipo de los toros de Urcola e parecido al de los derivados de Parladé, aunque mantienen algunas diferencias con ellos. En principio, las encornaduras de los ejemplares de Urcola no son tan desarrolladas ni perfectas, abundando los corniabiertos y playeros, junto a otros capachos y bien armados. La cara es ancha y rizada y el morrillo muy prominente.

El tronco aparece cilíndrico y ancho, bastante más desarrollado de la grupa. Son menos badanudos que los procedendes de Parladé y tienen aspecto de ser un poco tripones. Sus extremedidades son cortas y fuertes y, en general, son bajos de agujas y aleonados.

En conjunto resultan bonitos de lámina, especialmente su se observan de frente, por su mejor conformación del tercio anterior y seriedad de cara.

Las ganaderías más importantes que descienden de la línea Urcola son las de Alonso Moreno de la Cova, Salustiano Galache, Caridad Cobaleda y una de las dos ramas de la de Francisco Galache. La divisa de Cuadri también procede de Urcola, pero no en puereza.

Hidalgo - Barquero



Habitualmente se incluye dentro del grupo derivado de Vistahermosa, aunque no se pura de este origen, ya que sus ejemplares fueron cruzados con otros de casta Vazqueña.

Las capas habituales de las reses oriundas de Hidalgo- Barquero son negras, coloradas, castañas, cárdenas y, sobre todo, berrendas en negro, colorado y en castaño, del tipo aparejado. Estas pintas berrendas aparecen por influencia de la sangre vazqueña que aún persiste en la vacada.

Los accidentales más frecuentes en estas capas son el listón, el bragado, el meano, el chorreado y, principalmente, el aparejado y el botinero.

Se trada de ejemplares de talla grande, muy por encima de la media del ganado de lidia, aunque no llegan al tamaño de los miuras. Su peso es elevado y so bastos de lámina, muy altos de agujas y feos en su conjunto.

La cabeza tiene tamaño grande y presente perfiles rectos o subconvexos, algo acarnerados. Las astas tienen la base gruesa y la cara es alargada y ancha de sienes, cubierta por pelos finos y cortos.

El cuello e largo y el morrillo poco prominente, circunstancia que les confiere poco trapío. El tronco es largo y más desarrollado en su parte anterior, el dorso y los lomos son rectos o ligeramente inclinados hacia atrás y las extremidades largas, afeando el conjunto de la res.

La principal ganadería, derivada de Hidalgo - Barquero, es la de Benitez Cubero y, además de ésta, destacan las de Diego Garrido, Marqués de Ruchena y Lora Sangrán.

Vega - Villar



Procede de un cruce de vacas de Veragua (casta vazqueña), con un semental de Santa Coloma (casta vistahermosa), realizado por José Vega a principios de este siglo. Este cruce quedó perfectamente fijado, dando lugar a un tipo de toro muy definido que se mantiene en las ganaderías de las familias Galache y Cobaleda.

La pinta típica de estas reses es berrenda en negro remendada, dandose además berrendos en cásdeno y, menos, en colorado. También aparecen frecuentemente ejemplares ensabanados, negros, cárdenos, y, más raramente, colorados.

Junto a esta capas se dan multitud de accidentales en forma de manchas blancas, tales como girones, luceros, facados, caretos, calceteros, calzones, coleteros, rebarbos, bragados, menaos, aldiblancos, etc.

Son toros de tamaño muy pequeño (brevilineos y de bajo peso (elipométricos). Su esqueleto tiene muy poco desarrollo, dando lugar a animales cortos, bajos de agujas, anchos de pecho y de lomo recto, redondeados de grupa y paticortos.

La cabeza sueles ser chata, con ojos vivos y encornaduras muy desarrolladas (cornalones), casi desproporcionadas por su gran tamaño, con respecto al escaso volumen corporal que presentan. Esta característica es más acusada en la rama de Cobaleda que en la de Galache. Abundan además los ejemplares acapachados, dandose también corniveletos y corniabiertos.

Entre las ganderías que conservan reses de esta procedencia destacan las de Francisco Galache, María Teresa Calderón, y Justo Nieto, en la línea Galache y Sanchez Cobaleda y Barcial, en la de Cobaleda.

Fuente de Apoyo: El Toro de Lidia en Extremadura.


Más de este Autor
Más Artículos de este Autor
Noticias > Noticias
Presentamos las fotos de los novillos de la ganadería de Guanamé que se lidiarán el próximo domingo 21 de agosto en lo que será la tercera nov...
Noticias > Noticias
Presentamos las fotos de los novillos de la ganadería de Boquilla del Carmen que se lidiarán el próximo domingo 14 de agosto en lo que será la...
Columnas Recientes
Columnas y Opiniones Recientes
Opinión > Felipe Alvarez
...
Columnas > Sergio Martin del Campo
...
Columnas > Sergio Martin del Campo
...
Columnas > Sergio Martin del Campo
...
Noticias Recientes
Noticias Recientes
Noticias > Noticias
Presentamos las fotos de los novillos de la ganadería de Guanamé que se lidiarán el próximo domingo 21 de agosto en lo que será la tercera nov...
Noticias > Noticias
Presentamos las fotos de los novillos de la ganadería de Boquilla del Carmen que se lidiarán el próximo domingo 14 de agosto en lo que será la...
Columnas Más Leidas
Las Columnas y Opiniones Más Leidas del Portal
Columnas > Genaro Amador
gamador@inter-toros.com Los toros son una fiesta enferma, y su cura es muy sencilla, requieren de: Verdad. Si bien es cierto existe un refrán popula...
Columnas > Arturo Berni Lozano
aberni@inter-toros.comErase una vez en la fiesta taurina, donde tarde a tarde asistíamos a la plaza, para ver derechazos y naturales, vulgares derech...
Opinión > Ramon Estrada
restrada@inter-toros.com Ahora resulta que la mayoría de los taurinos, llámese empresarios, ganaderos, algunos toreros y casi toda la prensa escrit...
 

Agrega tu comentario

Tu nombre:
Tu dirección de correo:
Comentario:
  La palabra para verificación anti SPAM. Letras minúsculas sólamente y sin espacios.
Palabra de seguridad:
POLITICAS

RESPECTO A LOS ESCRITOS: Los escritos y opiniones presentados en este Portal son resposabilidad única de cada autor. No necesariamente reflejan la opinión de www.inter-toros.com

COMENTARIOS: Los comentarios que los visitantes realizan en los escritos son exclusiva responsabilidad de quien los emite. Queda estrictamente prohibido insultar, injuriar o hacer acusaciones que puedan afectar a terceras personas.