Puyazos: 22/Mar/2011 - Las cornadas del toro de lidia
- reset +

Diffusé par Adcash

Reloj Taurino







Calendario de Eventos

<< Julio 2018 >> 
 Lu  Ma  Mi  Ju  Vi  Sa  Do 
        1
  2  3  4  5  6  7  8
  9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031     

Sección Multimedia

PANTALLA TAURINA


VIERNESSABADO
15/Jul/201116/Jul/2011

Boletín Inter-Toros

Suscribete a nuestro boletín informativo y enterate de las novedades del Portal.

Nuestros Visitantes

mod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_counter
mod_vvisit_counterHoy:149
mod_vvisit_counterAyer:250

Actualmente en Línea: 21

Búscanos en Facebook

JooTabs

Síguenos en Twitter





Puyazos: 22/Mar/2011 - Las cornadas del toro de lidia

PDFImprimirE-mail

Visto: 369 veces




La fiesta de los toros posee un ancestral y arcano sentido; un origen histórico insoportable; ejercicio que fue primero divertimento, luego práctica de guerra, posteriormente fértil tierra para sembrar los varones sus bizarrías, se asentó sobre el cuerpo de los pueblos de la España sometida por los árabes y consolidado, en modo de injerto, que ya encarnado se heredó a los mexicanos como parte insalvable de toda la barbarie de los duros conquistadores ibéricos.

Cuando de una carabela robusta, fuerte, vasta y poderosa, dócil sin embargo a los vientos del océano, se desembarcaron las primeras reses en el encaje del mar de nuestra patria, animales absolutamente extraños para los nativos, no se iniciaba solamente la historia de la ganadería en América, si no que se estaba dando a luz una nueva era cultural y un espectáculo que con la generosidad de los pacientes años cobró gusto en el pueblo mexicano, recio y noble que se ha nombrado, certeramente, la raza de bronce.

Para el pueblo de Aguascalientes, la fiesta de los toros es no una más de sus tradiciones, si no un emblema con el que se identifica, un aire que alimenta su respiración, una órgano de su cuerpo que es parte vital para su correcto funcionamiento.

En cunas de Aguascalientes han nacido figuras del toreo, novilleros incontables que truncados por distintas y diversas circunstancias han luego alimentado su ansia en diferentes actividades dentro de la misma fiesta, y en su entorno geográfico se encajaron criaderos lustrosos de toros de lidia.

No fue alarde banal de García Lorca, el raro y profundo poeta granadino, cuando dijo de la fiesta que era la más culta del mundo. Su dinamismo, sus lineamientos, sus trazos de muerte y vida, su arte, su impredecible acontecer, su aroma tan vivo, sus colores, sus luces, sus matices puros y sus desgastantes acasos la hace subyugante y ha sido remanente inacabable para la literatura, la escultura, la pintura, la arquitectura y el cine. Pero más aún, la fiesta brava ha involucrado a las ciencias como las matemáticas, la física y, en palpable sitio indispensable, a la medicina.

Todos, aficionados, neófitos, defensores y detractores sabemos como inicia una corrida de toros, pero nadie sabe como va a terminar. Se abre el gran portón de cuadrillas y por su boca oscura, llena de presagios y brumas de magia, aparecen los arlequines de seda y brocados, seres especiales que actuarán una obra al centro de un escenario en el que, de manera terriblemente real, pueden perder la vida…

La muerte es un estado que todo ser vivo ha de experimentar y de las situaciones por las que pasa el hombre es la única segura, total, absoluta. Pero lo inquietante, lo misterioso y lo que perturba es la incertidumbre de cuando y como comenzará.

Los matadores de toros son hombres que irónicamente siendo troqueladores de un arte muy vivo, están demasiado cercanos a la muerte, y aunque nadie quiere que pierdan la vida realizando, creando el ejercicio del toreo, es justamente eso lo que hace a la fiesta ser tan diferente a cualquier otro espectáculo; el olor sutil, perceptible de que alguien puede morir en las astas de un toro. Ahí está la frontera invisible que le otorga a la fiesta su cara imponente.

La posibilidad, siempre invitada de honor, de que alguien en el ruedo pueda perder la existencia, o en el menor de los casos ser lesionado gravemente, fue el catalizador para que se incrustara en la fiesta una figura respetada que entre cualquier sociedad tiene un sitio muy especial, la del doctor.

Hoy no puede admitirse en una función taurómaca la ausencia de los galenos. Con sus atavíos albos, sus rostros sosegados y sus manos sabias, profesionales y sus corazones nobles, son parte del paisaje que ofrece una plaza de toros en tarde de corrida.

Ya es una historia consolidada, compacta y medular la de los médicos en la fiesta brava.

Por Fleming, quien en una expresión escultórica un imaginario matador de toros, que simboliza a todos los profesionales de la lidia, le está brindando una faena, muchas vidas de coletudos se han salvado; su aportación de la penicilina es invaluable.

Pero delante del nombre de Fleming se desgranan más iluminados como los legendarios Rojo de la Vega y Mota Velazco; imprescindible es nombrar a otra eminencia de la medicina taurina, el Dr. Xavier Campos Licastro, todo un astro que además de incorporar de manera absoluta nuevas técnicas quirúrgicas en beneficio de los matadores, inició la Sociedad Internacional de Médicos Taurinos a cuyo organismo pertenece, también por él, el fabuloso Capitulo Mexicano.

Dentro de esta organización, han pasado muchos profesionales que se han ganado el respeto y la admiración de los que en un ruedo rifan su existencia.

Aguascalientes ha tenido en los contraburladeros de sus cosos a galenos como Enrique González Medina, por cuyo trabajo, amor, dedicación desinteresada, ajena a cualquier pretensión económica, la medicina taurina potencializó sus alcances.

El conjunto aguascalentense de médicos de plaza, ha enfrentado exitosamente varias cornadas muy severas como la de Rafael Rodríguez en el coso San Marcos, las de Eloy Cavazos y Jairo Miguel en la Monumental, sin embargo la mayor prueba fue la de José Tomás el 24 de abril del año anterior.

Este percance se polemizó tremendamente cuando se puso en tela de juicio el servicio de la enfermería e incluso el profesionalismo de los doctores que intervinieron al de Galapagar. No obstante la pericia de todos y cada uno quedó en plano mayor delante del planeta entero.

Hoy me complace y me honra presentar a otro profesional de la medicina, miembro brillante ya del grupo de médicos de plaza locales, al doctor militar Luis Chávez, por quien ustedes oirán hablar desmenuzada y claramente, una general de la situación tan delicada que son las cornadas de toros de lidia.

(Este fue el prólogo a la presentación que hizo de las cornadas el Dr. Luis Chávez, en un aula de la UAA –Universidad Autónoma de Aguascalientes- el sábado 19 de marzo pasado).

Más de este Autor
Más Artículos de este Autor
Noticias > Noticias
Presentamos las fotos de los novillos de la ganadería de Guanamé que se lidiarán el próximo domingo 21 de agosto en lo que será la tercera nov...
Noticias > Noticias
Presentamos las fotos de los novillos de la ganadería de Boquilla del Carmen que se lidiarán el próximo domingo 14 de agosto en lo que será la...
Columnas Recientes
Columnas y Opiniones Recientes
Columnas > Sergio Martin del Campo
...
Columnas > Francisco Baruqui Michel
...
Columnas > Sergio Martin del Campo
...
Opinión > Felipe Alvarez
...
Opinión > Gabriela Guevara
...
Noticias Recientes
Noticias Recientes
Noticias > Noticias
Presentamos las fotos de los novillos de la ganadería de Guanamé que se lidiarán el próximo domingo 21 de agosto en lo que será la tercera nov...
Noticias > Noticias
Presentamos las fotos de los novillos de la ganadería de Boquilla del Carmen que se lidiarán el próximo domingo 14 de agosto en lo que será la...
Columnas Más Leidas
Las Columnas y Opiniones Más Leidas del Portal
Columnas > Genaro Amador
gamador@inter-toros.com Los toros son una fiesta enferma, y su cura es muy sencilla, requieren de: Verdad. Si bien es cierto existe un refrán popula...
Columnas > Arturo Berni Lozano
aberni@inter-toros.comErase una vez en la fiesta taurina, donde tarde a tarde asistíamos a la plaza, para ver derechazos y naturales, vulgares derech...
Opinión > Ramon Estrada
restrada@inter-toros.com Ahora resulta que la mayoría de los taurinos, llámese empresarios, ganaderos, algunos toreros y casi toda la prensa escrit...
 

Agrega tu comentario

Tu nombre:
Tu dirección de correo:
Comentario:
  La palabra para verificación anti SPAM. Letras minúsculas sólamente y sin espacios.
Palabra de seguridad:
POLITICAS

RESPECTO A LOS ESCRITOS: Los escritos y opiniones presentados en este Portal son resposabilidad única de cada autor. No necesariamente reflejan la opinión de www.inter-toros.com

COMENTARIOS: Los comentarios que los visitantes realizan en los escritos son exclusiva responsabilidad de quien los emite. Queda estrictamente prohibido insultar, injuriar o hacer acusaciones que puedan afectar a terceras personas.