Puyazos: 11/Jul/2011 - Que los ganaderos manden corridas de toros
- reset +

Diffusé par Adcash

Reloj Taurino







Calendario de Eventos

<< Julio 2018 >> 
 Lu  Ma  Mi  Ju  Vi  Sa  Do 
        1
  2  3  4  5  6  7  8
  9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031     

Sección Multimedia

PANTALLA TAURINA


VIERNESSABADO
15/Jul/201116/Jul/2011

Boletín Inter-Toros

Suscribete a nuestro boletín informativo y enterate de las novedades del Portal.

Nuestros Visitantes

mod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_counter
mod_vvisit_counterHoy:217
mod_vvisit_counterAyer:116

Actualmente en Línea: 17

Búscanos en Facebook

JooTabs

Síguenos en Twitter





Puyazos: 11/Jul/2011 - Que los ganaderos manden corridas de toros

PDFImprimirE-mail

Visto: 467 veces




México ya pasó la hambruna que dejó la Revolución –época en la que nadie trabajaba y casi todos peleaban-; el trastorno social, la consecuencia de las balas disparadas, la inestabilidad, la carencia de un viable proyecto global y muchos desacomodos más, de la manera que se antoje dejaron a las tierras de cultivo y agostaderos temblando de infertilidad, deshidratadas de maternidad generosa, sangrantes, tasajeadas por machetes de incertidumbre. Luego el “gobierno” extendió el legítimo y local ideal de Zapata a todo el país, repartió miserables fracciones de tierras y condenó a la patria a no producir. De esa práctica insulsa vino el idiotismo del ejidatario, poseedor, que no dueño de esas fracciones. “Mataron la vaca para repartirla en pedacitos”, tal lo dijo Víctor Hugo en su obra cumbre Los Miserables-. Con el “sistema” implantó el poder una ideología o tal vez doctrina suprema para que dimensionara en frases el mexicano de campo sus viejos complejos: “Semos probes”, “No nos llueve”, “No nos pagan el máiz”, “Diosito no quere”, “Primeramente Dios”, “Dios nos castigó”, “Animas Santas”, “Heló muy pronto”, “Ni modo”…

Con la expansión de la repartición de los terrenos se redujeron las haciendas, unidad de producción probada en donde la mayoría de las dehesas de bravo tuvieron hogar.

Sin embargo hoy no es motivo lo expuesto para que a los redondeles, las ganaderías encompadradas con las principales empresas (ALFAGA Y ETEM), saquen bóvidos sin rematar.

Dejo escapar la columna con este tema porque empiezan a asomar “justificantes” provenientes de gentes que están involucradas en la organización de la fiesta brava. En los venideros meses –trece o catorce, según manifiestos- “no habrá toros en el campo mexicano”… porque el año ha sido malo y habrá demanda sobre todo en el sur de México, en donde se dan la mayoría de los festejos de toda la temporada nacional que, aunque de menor importancia, de cualquier manera se sacrifican muchas cabezas de ejemplares de lidia. Quien va a batallar más, dijeron, será Guadalajara –se acordaron que es una de las pocas, si no la única, plaza en donde se respeta la integridad de toro.

Atrás de cada divisa y cada hierro está un empresario o un político que toma la actividad ganadera como un pasatiempo, como un “adorno” que le da rango en su ya de por sí alta órbita social. La ganadería brava mexicana no se sostiene ni se ha sostenido económicamente de sus productos. Por ejemplo, La Punta tuvo soporte económico en la crecida cantidad de cabezas de equinos, ovinos y hasta bovinos de raza para el abasto que guardaba en sus infinitos potreros, no en sus arrogantes toros de casta.

Ya quisiera ver a un ganadero vivir de la venta de sus encierros… realmente me causaría pena.

Don Mariano Ramírez, formidable ganadero jalisciense, de Encarnación de Díaz, siendo estrictos en datos, que yo diría que logró criar “su toro” –cárdenos, largos, bien armados, cornialtos y encastados en realidad, provenientes de San diego de los Padres y… más allá- dijo a “Clarinero” para El Redondel en el año de 1964: “Considero que para ser ganadero se necesitan dos cosas, mucha afición y dinero. Quien no tenga otro modo de vivir y pretenda hacerlo criando toros bravos como negocio, está perdido. Es tremendamente difícil y abundan los problemas”.

También declaró en una entrevista publicada, igual, en El Redondel con fecha del 21 de junio de 1974 en la página 13: “Mis toros viven de mi y yo no vivo de mis toros”.

Es entonces una falacia vulgar, sin clase el que los dueños de hierros se “alivien” arguyendo la parte económica y la sequía de los campos. Los agostaderos se planean; en ellos se pasta un número de reses que sea capaz de soportar anualmente con la mínima ayuda de suplementación –diez hectáreas para una cabeza, en el centro de la república- y si no lo hacen así… es indolencia o mayúscula ignorancia de su propio oficio.

No encontré, pese a imparcial y franca búsqueda, puntales que dieran apoyo a la tesis que aquellos taurinos desparramaban sobre la mesa clásica del café del medio día.

Para el criador “dará lo mismo” el tener un animal dos, tres o los años que se deban en la dehesa, ya que resulta inamovible que tres meses antes –o dos, según las condiciones del ganado y el criterio del amo de la finca- de ser lidiados deberán “pilearse”, es decir, deberán estabularse, encerrarse en un corral para ahí, en pesebres, alimentarles con mejores forrajes, concentrados pues que, justo, rematen en todos los buenos sentidos a los novillos o toros, dependiendo del caso.

El tiempo anterior a este manejo, el encierro permanece en el campo, en los agostaderos, allá en los potreros, alimentándose del pasto natural que bien poco o nada representa en gasto al ganadero.

Reitero, aquello de que “es muy caro” el y por ello en la mayoría de las corridas se despachan “toros” de menos de tres años, es una de las más viles mentiras con que engañan a casi todos, aficionados citadinos incluidos, ya que atrás de su criterio, experiencia y desarrollado sentido ocular del espectáculo taurómaco, tiene campo su ignorancia a cerca de temas campiranos.

Es cosa, entonces, de honor, vergüenza, calidad moral y ética el que los ganaderos manden corridas de toros, sí, así, sencillamente CORRIDAS DE TOROS, cuando se ha anunciado en los carteles al público eso, ¡corrida de toros!



Más de este Autor
Más Artículos de este Autor
Noticias > Noticias
Presentamos las fotos de los novillos de la ganadería de Guanamé que se lidiarán el próximo domingo 21 de agosto en lo que será la tercera nov...
Noticias > Noticias
Presentamos las fotos de los novillos de la ganadería de Boquilla del Carmen que se lidiarán el próximo domingo 14 de agosto en lo que será la...
Columnas Recientes
Columnas y Opiniones Recientes
Columnas > Sergio Martin del Campo
...
Columnas > Francisco Baruqui Michel
...
Columnas > Sergio Martin del Campo
...
Columnas > Francisco Baruqui Michel
...
Noticias Recientes
Noticias Recientes
Noticias > Noticias
Presentamos las fotos de los novillos de la ganadería de Guanamé que se lidiarán el próximo domingo 21 de agosto en lo que será la tercera nov...
Noticias > Noticias
Presentamos las fotos de los novillos de la ganadería de Boquilla del Carmen que se lidiarán el próximo domingo 14 de agosto en lo que será la...
Columnas Más Leidas
Las Columnas y Opiniones Más Leidas del Portal
Columnas > Genaro Amador
gamador@inter-toros.com Los toros son una fiesta enferma, y su cura es muy sencilla, requieren de: Verdad. Si bien es cierto existe un refrán popula...
Columnas > Arturo Berni Lozano
aberni@inter-toros.comErase una vez en la fiesta taurina, donde tarde a tarde asistíamos a la plaza, para ver derechazos y naturales, vulgares derech...
Opinión > Ramon Estrada
restrada@inter-toros.com Ahora resulta que la mayoría de los taurinos, llámese empresarios, ganaderos, algunos toreros y casi toda la prensa escrit...
 

Agrega tu comentario

Tu nombre:
Tu dirección de correo:
Comentario:
  La palabra para verificación anti SPAM. Letras minúsculas sólamente y sin espacios.
Palabra de seguridad:
POLITICAS

RESPECTO A LOS ESCRITOS: Los escritos y opiniones presentados en este Portal son resposabilidad única de cada autor. No necesariamente reflejan la opinión de www.inter-toros.com

COMENTARIOS: Los comentarios que los visitantes realizan en los escritos son exclusiva responsabilidad de quien los emite. Queda estrictamente prohibido insultar, injuriar o hacer acusaciones que puedan afectar a terceras personas.