Plaza "Ponciano Díaz", Mineral de Pozos, Guanajuato.
- reset +

Diffusé par Adcash

Reloj Taurino







Calendario de Eventos

<< Julio 2018 >> 
 Lu  Ma  Mi  Ju  Vi  Sa  Do 
        1
  2  3  4  5  6  7  8
  9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031     

Sección Multimedia

PANTALLA TAURINA


VIERNESSABADO
15/Jul/201116/Jul/2011

Boletín Inter-Toros

Suscribete a nuestro boletín informativo y enterate de las novedades del Portal.

Nuestros Visitantes

mod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_counter
mod_vvisit_counterHoy:236
mod_vvisit_counterAyer:116

Actualmente en Línea: 19

Búscanos en Facebook

JooTabs

Síguenos en Twitter





Plaza "Ponciano Díaz", Mineral de Pozos, Guanajuato.

PDFImprimirE-mail

Visto: 1376 veces

Usar puntuación: / 6
MaloBueno 



Mineral de Pozos es un antiguo pueblo minero perteneciente al municipio de San Luís de la Paz, que se localiza al Noreste del estado de Guanajuato. Lugar inspirador de artistas (pintores, fotógrafos, etc.) ha resultado un set ideal de películas y novelas por sus impresionantes edificaciones en ruinas.

La Iglesia de San Pedro nos recibe y nos traslada al pasado

A tan sólo 45 minutos de las ciudades de Querétaro y San Miguel de Allende encontramos como alma gemela del Comala de Juan Rulfo al antiguo Palmar de Vega, fundado por los españoles como defensa ante los aguerridos, indómitos y jamás vencidos Chichimecas, el evangelizado San Pedro de los misioneros Jesuitas, la esplendorosa Ciudad Porfirio Díaz en su época de mayor bonanza minera (“en telmex todavía aparece con este nombre” nos cuenta orgullosa doña Maria, nuestro ángel guardián en esta travesía al pasado), y finalmente el abandonado Mineral de Pozos cuando las luchas armadas de la revolución y la cristiada lo convirtieron en pueblo fantasma, cuatro nombres inmortalizados con el correr del tiempo.

Al llegar al pueblo por la empedrada calle principal se encuentra la iglesia de san Pedro, a un lado el jardín con su pintoresco kiosco; centro de toda la actividad comercial de los lugareños (aprox. 5,000 de las 80,000 almas que se dice llego a tener). Subiendo la empinada calle de la delegación se llega a la placita Zaragoza convertida en años recientes en un oasis de manifestaciones culturales. Después de recorrer la calle Centenario se encuentran las primeras ruinas; las del antiguo Abasto, enseguida la imponente escuela de artes y oficios Modelo (hoy vergonzosamente pintarrajeada y descuidada por las autoridades), inaugurada por don Porfirio allá en los años buenos, cuando Pozos llego a ser la cuarta municipalidad del estado. Mas adelante se erigen las majestuosas ruinas de las minas y haciendas de beneficio: San Rafael, el Triangulo, Angustias, Cinco Señores, de inmediato se retorna en el tiempo, hasta hace 100 años cuando todo era movimiento y bullicio, hoy como un gigantesco mausoleo, sus enormes arcos y muros, guardan los místicos restos de esta ciudad que llego a rivalizar en importancia con la vieja Cuévano de Jorge Ibargüengoitia, la prepotente capital del estado.

Imponente mausuleo de epocas gloriosas

Polvo eres y en polvo...

Impactante paisaje con olor a camposanto

Al final de la primera cuadra de la calle Juárez se localiza la antigua plaza de toros “Ponciano Díaz” (hoy cerrada al público), que nos dicen fue inaugurada por el mismo torero a finales de 1800.


Más de un siglo resistiendose a caer

Doña Maria García Molinero nacida en Pozos en 1916 nos cuenta de su abuelo, Don Quintín Molinero Camarero emigrante español oriundo de Salas de los Infantes, provincia de Burgos, quien se afinco en Pozos donde caso con Doña Maria Covarrubias descendiente de indígenas Otomíes. Don Quintín llego a ser dueño del monte de Piedad, baños públicos, una vecindad, una tienda y tierras de siembra.

Aproximadamente en 1914 en plena revolución Don Quintín compra las acciones de la plaza a los antiguos dueños y se dedica a organizar las corridas, estas se daban muy seguido sobretodo en las fiestas del pueblo, que se celebraban para festejar al “señor de los Trabajos” el día del “Jueves de la Ascensión”, que se celebra exactamente 40 días después del jueves de semana santa.

-Durante 15 días las peregrinaciones de pueblos muy lejanos llegaban una tras otra con música, rezos y danzantes- nos platica Doña Maria.

Los mejores toreros del país y del extranjero venían a las corridas de toros, la gente pudiente elegantemente vestida se mezclaban con los mineros, el pueblo llano e incluso los indios puros quienes asistían y se divertían mucho con los toros, al final de la corrida se soltaba un toro embolado y todos se metían al ruedo a jugar con el toro.


Polvo de aquellos lodos

Seguramente los famosos toreros que pisaron ese ruedo se hospedaron en el legendario Hotel Serrano y degustaron los deliciosos platillos del restaurante de doña Maria Servin, o tal vez se tomaron una copita después de la corrida en la famosa cantina “el Volcán” de doña Maria Guillen llamada “la can cana” por su gusto a dicho baile, y quien sabe una vez que el licor y el baile hacia sus efectos en el libido del parroquiano, era menester encaminarse por la calle de Mariscala rumbo a la finca “de los 11 cuartos”; que la Cd. Porfirio Díaz también tuvo su zona rosa como toda ciudad cosmopolita que se respete.

A la muerte de Don Quintín allá por 1919 su hermano Calixto queda al cuidado de la plaza y la siguió administrando hasta su muerte por 1929 en pleno movimiento cristero, que mucho dolor y desgracia trajo al pueblo.

-El ultimo torero que vi en la plaza fue a Juan Silveti (el tigre de Guanajuato) era muy bueno y valiente- recuerda Doña Maria.


La historia en las manos de Doña María

Justamente durante el movimiento cristero tuvo lugar un suceso que marco de manera traumática el futuro de Pozos, los soldados apresaron al sacerdote Don Enrique Contreras y luego de torturarlo cortándole las plantas de sus pies fue fusilado. Siendo una comunidad religiosa y siguiendo su genética guerrera la población enardecida quemo en venganza la presidencia municipal, la cual en aquel tiempo contaba con registro civil, juez de letras y ministerio publico, por lo que toda la documentación se destruyo, siendo la razón por la que hoy en día no se pueda casi conseguir información de esas épocas.

A la muerte de Don Calixto la plaza quedo a su hija Juana, quien a su vez la heredo con el tiempo sus hijas Elvira, Modesta, Irene, Acela y Elena, quienes al irse a vivir a la ciudad de México la vendieron a un particular.

Todavía por los 30`s recuerda doña Maria haber visto anunciadas novilladas y charreadas en la plaza, después el pueblo fue completamente abandonado y la plaza cerro sus puertas.


Un enorme vacio dejo el toro bravo


Negandose al olvido

Hoy en día al parecer el propietario actual radica en E.U., y solo vestigios quedan de la gradería, la enfermería, la capilla y los corrales. Un par de feroces mastines como el legendario can cerbero, cuidan celosos que los intrusos no se acerquen a perturbar los espíritus que se dice deambulan por la plaza, pero quien sabe, si el viajero tiene el animo templado tal ves en la víspera del jueves de la ascensión pueda acercarse por la plaza y percibir el bullicio de la gradería donde mineros y comerciantes, junto con hacendados e indígenas, reciben el paseíllo imposible de Ponciano Díaz, el califa Gaona y Juan Silveti, quienes gallardos avanzan recibiendo los vítores jubilosos de los asistentes, y las flores que las hermosas mujeres poceñas ataviadas de peineta y sevillana arrojan a su paso, mientras las melancólicas notas de un paso doble se desgranan por el tendido.


Un olé emocionado guarda el eco de tus muros

Con el resurgimiento del pueblo gracias al turismo, deseamos que algún día la plaza “Ponciano Díaz” pueda volver a abrir sus puertas, y recibir corridas de postin como en aquellas felices épocas, e igual que la mítica ave fénix vuelva a resurgir de sus cenizas.

* Un agradecimiento especial a Marco Sánchez de instrumentos prehispánicos “Corazón Endiosado” y a la sra. Teresa Martínez de “Hotel Casa Mexicana”

 


 

Más de este Autor
Más Artículos de este Autor
Opinión > Rodolfo Gaona
rgaona@inter-toros.comUn saludo a Ud. amable cibernauta que se toma la molestia de leernos.Comenzamos agradeciendo la invitación a este nuevo portal...
Columnas Recientes
Columnas y Opiniones Recientes
Opinión > Dr. Victor Manuel Olague
...
Columnas > Sergio Martin del Campo
...
Opinión > Ramon Estrada
...
Columnas > Sergio Martin del Campo
...
Columna del Aficionado > Columna del Aficionado
...
Noticias Recientes
Noticias Recientes
Noticias > Noticias
Presentamos las fotos de los novillos de la ganadería de Guanamé que se lidiarán el próximo domingo 21 de agosto en lo que será la tercera nov...
Noticias > Noticias
Presentamos las fotos de los novillos de la ganadería de Boquilla del Carmen que se lidiarán el próximo domingo 14 de agosto en lo que será la...
Columnas Más Leidas
Las Columnas y Opiniones Más Leidas del Portal
Columnas > Genaro Amador
gamador@inter-toros.com Los toros son una fiesta enferma, y su cura es muy sencilla, requieren de: Verdad. Si bien es cierto existe un refrán popula...
Columnas > Arturo Berni Lozano
aberni@inter-toros.comErase una vez en la fiesta taurina, donde tarde a tarde asistíamos a la plaza, para ver derechazos y naturales, vulgares derech...
Opinión > Ramon Estrada
restrada@inter-toros.com Ahora resulta que la mayoría de los taurinos, llámese empresarios, ganaderos, algunos toreros y casi toda la prensa escrit...
 
Comentarios (1)
1 Martes, 29 de Diciembre de 2009 21:37
demetrio gonzalez


lo mismo pasa en nochistlan, zacatecas, hagan un reportaje o ses los envio,

Agrega tu comentario

Tu nombre:
Tu dirección de correo:
Comentario:
  La palabra para verificación anti SPAM. Letras minúsculas sólamente y sin espacios.
Palabra de seguridad:
POLITICAS

RESPECTO A LOS ESCRITOS: Los escritos y opiniones presentados en este Portal son resposabilidad única de cada autor. No necesariamente reflejan la opinión de www.inter-toros.com

COMENTARIOS: Los comentarios que los visitantes realizan en los escritos son exclusiva responsabilidad de quien los emite. Queda estrictamente prohibido insultar, injuriar o hacer acusaciones que puedan afectar a terceras personas.